Hacia un nuevo modelo de clínica dental ética y empática

/Hacia un nuevo modelo de clínica dental ética y empática

Hacia un nuevo modelo de clínica dental ética y empática

En los últimos años se ha colocado al consumidor en el centro de todas las organizaciones, dirigiendo todas las acciones a él y suponiendo un planteamiento a largo plazo para todas las partes implicadas. Si a todo esto sumamos los nuevos medios por los que acceden los públicos para estar contacto con las empresas hablando de tú a tú, la democratización de ciertos servicios y la imperiosa necesidad de un marketing ético que tiene en cuenta los valores, nos encontramos con un modelo en el que la sociedad demanda a las compañías ser más auténticas y transparentes. En el caso del sector odontológico, estas necesidades de cambio son aún mayores.

A la hora de acudir a un dentista, ¿por qué elegimos una clínica u otra? Es la primera pregunta que hemos de hacernos los responsables de este tipo de centros durante el desarrollo de nuestra estrategia de comunicación. Factores como la profesionalidad y especialización del equipo odontológico, la confianza depositada por un familiar o amigo o la reputación online a través de comentarios positivos pueden ser determinantes.Cada vez los pacientes son más exigentes, y eso tiene que ser positivo para todos. La mala praxis que ha venido realizándose en el sector por algunas clínicas ha hecho aumentar significativamente los estándares de calidad.

El paciente ha de percibir confianza: el último fin de la clínica dental es cuidar la salud bucodental de todos sus pacientes, por encima de cualquier otro objetivo. Por ello es importante que prioricemos en la prevención indicándole desde el principio las recomendaciones a llevar a cabo con el fin de evitar futuros problemas.

Según la Real Academia Española, la empatía es la “capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos”. Una clínica dental ha de construir día a día una marca empática, empleando la inteligencia emocional, escuchando y atendiendo al paciente, poniéndose constantemente en su lugar, compartiendo sus inquietudes y necesidades.

Hemos de priorizar en la accesibilidad a nuestros servicios, ofreciendo un amplio horario continuado 6 días a la semana, con instalaciones de vanguardia, innovando en nuestros procesos con tratamientos como la sedación consciente (que evita que el paciente tenga miedo a la hora de ir al dentista), con materiales de alta gama, y sobre todo, contando con el mejor equipo: experimentados odontólogos, cirujanos, higienistas y auxiliares, con amplia cualificación, dilatada trayectoria y excelente reputación en el sector con el fin de obtener el mejor de los diagnósticos en los tratamientos.

Además, debemos ponernos en el lugar de los pacientes a la hora del estudio del presupuesto final y real, detallándolo al máximo de forma clara para que no haya lugar a confusión y ofreciendo todas las facilidades de pago posibles.

En nuestras manos está ofrecer una manera diferente de ir al dentista, relajada, sin miedo y sin dolor, no sólo por nuestros tratamientos con sedación consciente, sino también por nuestros profesionales, por nuestras facilidades de pago, por nuestra tecnología de vanguardia, por nuestro horario flexible e ininterrumpido, por nuestra disponibilidad en caso de urgencia. En definitiva, queremos ver a los pacientes sonreír, pero con la tranquilidad de haber hecho previamente un gran trabajo para ello.

2019-10-05T10:44:00+00:00 06 de junio de 2018|Consejos, General|